Traduzca la página
Relaciones sexuales y cáncer

Relaciones sexuales y cáncer

 

 

 

 

 

 


Una de las preocupaciones de los pacientes con cáncer es saber cómo va a afectar la enfermedad a su vida sexual.

Para mantener una vida sexual sana es fundamental vivir los cambios físicos con naturalidad, tener información y no aplazar indefinidamente el hablar de este tema. Sin embargo, hablar de sexo, de los miedos o las preocupaciones ante la relación sexual, no es fácil.

Se trata de un tema incómodo de abordar tanto con la pareja como con los amigos, incluso con el médico.

 Muchas personas pueden seguir disfrutando de una vida sexual y de la intimidad de una relación de pareja durante y después del tratamiento del cáncer, aunque a veces hay que hacer algunos ajustes. Aunque el médico al explicar los tratamientos y sus efectos secundarios suele hacer referencia a las repercusiones de los mismos en la vida sexual del paciente, siempre surgen dudas y preguntas.

Pero la función sexual es un factor importante que afecta a la calidad a la vida, y los pacientes deben insistir en discutir sus problemas y preocupaciones sobre la función sexual con sus médicos, aunque puede suceder que alguno de ellos no tenga la preparación adecuada para hacerlo.

En este caso, es necesario solicitar otros recursos de información, o bien la derivación a otro profesional de la salud con formación y experiencia para hablar y tratar estos aspectos, como puede ser un psicooncólogo o un terapeuta sexual.

Alteraciones de la función sexual en el paciente con cáncer

La alteración más común es experimentar una pérdida de interés y deseo sexual. Los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia, el dolor y otras preocupaciones como el miedo al rechazo, los problemas con la imagen corporal, la tristeza, etc. afectan al interés y el deseo sexual.

Vivir con un cáncer no es fácil.

A los efectos secundarios de afrontar un cáncer se pueden sumar los efectos secundarios de los diferentes tratamientos. Los pacientes con cáncer toman medicamentos que a veces pueden afectar a los nervios, los vasos sanguíneos y las hormonas que controlan la función sexual. También se puede afectar el estado de alerta mental y los estados de ánimo, por ejemplo en pacientes que toman opiáceos para el dolor, o medicamentos para la depresión.

 

Fuente:salut.org

Viajes y salud.
Noticias
Con una analítica de sangre, podrán detectar en un cáncer de mama. El riesgo de metástasis, en 3 años antes. Identifica ADN circulante con la &...
Un hallazgo casual que puede cambiar la medicina contra el cáncer. Por casualidad, científicos británicos han identificado una proteína que ...
Hoy 8 de marzo del 2015 se celebra el Día Internacional de la Mujer.   El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar y...
Joven de 16 años inventa sensor para detectar cáncer en cincos minutos A los 15 años, Jack Andraka, un estudiante estadunidense de secundaria...
Curar el cáncer ha sido, es y seguirá siendo la gran batalla perdida del ser humano. O no. Unos científicos israelíes han anunciado que están a u...
Todo empezó hace unos 8 meses. El 14 de enero, mi marido y yo fuimos a nuestra primera consulta de Reproducción Asistida. Llevamos 4 años intentand...
© Mujer y Vida (2011)