Traduzca la página
Memoria y quimioterapia

Memoria y quimioterapia

memoriacerebro_cancer__Mujer_y_Vida.jpg

Después de un tratamiento de quimioterapia

Varios tipos de quimioterapia pueden afectar el cerebro; más aún, la quimioterapia no es el único tipo de tratamiento que puede afectar las funciones normales del cerebro.

Los efectos reportados por los pacientes son variados en tipo e intensidad y pueden simplemente causar molestias menores o tener consecuencias mayores que previenen llevar una vida normal.

Algunos de los síntomas incluyen:

•Ser desorganizado, cuando normalmente no se lo es

•Confusión

•Dificultad concentrándose

•Dificultad para hacer varias cosas a la vez

•Dificultad para encontrar la palabra apropiada

•Problemas aprendiendo cosas nuevas

•Fatiga

•Sentir una "neblina mental"

•Problemas de memoria a corto plazo

•Tomar más tiempo de lo usual para hacer una actividad

•Problemas con la memoria verbal, por ejemplo recordando una conversación

•Problemas con la memoria visual, por ejemplo recordando una imagen o una lista de palabras

Cuando no se recuerda donde se dejó un objeto, o se comienza a olvidar las citas importantes que se planean puede resultar muy frustrante o en algunos casos hasta preocupantes.

Para poder mejorar la memoria se pueden llevar a cabo algunos consejos tanto ejercicios como recomendaciones con respecto a la dieta diaria.

Planea tus actividades inteligentemente.

Prepárate para trabajar eficientemente: no trabajes con hambre, trabaja en las horas del día donde te sientas más alerta y descansado. Duerme bien por la noche y planea tu día por adelantado para minimizar los obstáculos que puedan aparecer.

Alimentación

El cuerpo necesita 130 g. de carbohidratos diariamente para poder fabricar la glucosa necesaria que alimenta el cerebro.

Se pueden comer algunos alimentos que mejoran el trabajo de las neuronas, ellos son lo que contienen fósforo en este caso el pescado azul, potasio como el platano, productos lácteos desnatados, albaricoques, naranjas, platanos, cereales y nueces, magnesio como las alcachofa, espinaca, germen de trigo y maní y los que contienen glucosa de asimilación lenta tal como las lentejas, garbanzos, frutas y cereales integrales.

Un desayuno con energía es muy bueno para mejorar la memoria, pueden comerse 3 dátiles troceados,  3 nueces troceadas, 1 puñito de avena, 1 vaso de leche, miel de abeja al gusto, se pueden mezclar los ingredientes y acompañarlos con 1 manzana sin pelar.

También deben realizarse ejercicios de yoga, una técnica muy buena que mejora la memoria es presionar delicadamente la fosa nasal derecha con el dedo pulgar derecho,  inhalar y exhalar por la fosa nasal izquierda 27 veces, se debe repetir 3 o 4 veces al día.

Y otro método que resulta positivo es el de escuchar música variada frecuentemente, no solo mejora la condición de la memoria sino que el estar en contacto con la variedad de música, así  entre otras genera un estado de relajación corporal.

Ejercita tu cuerpo.

Camina o anda en bicicleta. El ejercicio puede ayudarte a manejar el estrés y la depresión, los cuales contribuyen a los problemas de memoria.

 Antes de empezar cualquier tipo de ejercicio consulta con tu médico.

Y recuerda con el tiempo mejoraras.

Mujer y Vida

Viajes y salud.
Noticias
Con una analítica de sangre, podrán detectar en un cáncer de mama. El riesgo de metástasis, en 3 años antes. Identifica ADN circulante con la &...
Un hallazgo casual que puede cambiar la medicina contra el cáncer. Por casualidad, científicos británicos han identificado una proteína que ...
Hoy 8 de marzo del 2015 se celebra el Día Internacional de la Mujer.   El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar y...
Joven de 16 años inventa sensor para detectar cáncer en cincos minutos A los 15 años, Jack Andraka, un estudiante estadunidense de secundaria...
Curar el cáncer ha sido, es y seguirá siendo la gran batalla perdida del ser humano. O no. Unos científicos israelíes han anunciado que están a u...
Todo empezó hace unos 8 meses. El 14 de enero, mi marido y yo fuimos a nuestra primera consulta de Reproducción Asistida. Llevamos 4 años intentand...
© Mujer y Vida (2011)