Traduzca la página
Sexo y paso del tiempo

LA SEXUALIDAD CON EL PASO DE LOS AÑOS

 

El cerebro juega por lo tanto un papel fundamental en el bienestar sexual, físico y mental. La buena salud sexual depende asimismo de otros factores que la investigación científica se está encargando de delimitar. En el inicio de la fase de madurez -hacia los 40 años- hombres y mujeres experimentan los primeros cambios relacionados con el envejecimiento. Si bien una vida sana, una dieta equilibrada y practicar ejercicio, puede retrasar la aparición de muchos de estos síntomas, es inevitable que el proceso de declive hormonal, irremediablemente ligado al paso de los años, repercuta directamente en la sensación de bienestar sexual.

En el caso de las mujeres, el climaterio ha sido bastamente estudiado. La menopausia afecta a todas las mujeres y se presenta con cierta similitud sintomática, coincidiendo con el fin de la función ovárica.

En cambio, en el caso de los hombres, este proceso no es tan evidente ya que no está estrechamente vinculado a la capacidad reproductiva.
 El Hipogonadismo de Inicio Tardío (HIT), también conocido como andropausia o andropenia, es el concepto que define el climaterio masculino. Su definición está universalmente aceptada y se refiere a la disminución progresiva de la producción de la principal hormona masculina: la testosterona.

HIT Y SALUD SEXUAL


A la luz de las conclusiones del II Encuesta Nacional sobre Salud del Hombre y Andropenia, el 80,9% de la población masculina no conoce ni ha oído ninguna de las denominaciones asociadas al HIT. El término más conocido es del Andropausia, por un 19,1% de los encuestados.


 Lograr que el conjunto de la sociedad masculina conozca los síntomas que identifican al paciente con HIT es fundamental para el tratamiento de esta dolencia.


 Los síntomas más evidentes hacen referencia a la dimensión sexual del afectado. La disminución de la capacidad/frecuencia de rendimiento sexual, así como la disminución del número de erecciones matinales y, en la base de ambos síntomas, la disminución del deseo sexual/libido son las principales señales que indican un descenso significativo de la hormona masculina.


Además, la escala AMS (Aging Males Symptoms) describe otros síntomas derivados del déficit de testosterona en el hombre adulto:


*Disminución de la sensación de bienestar general
*Dolor en las articulaciones y dolor muscular
*Sudor excesivo
*Problemas de ensueño
*Mayor Necesidad de dormir, a menudo se siente cansado
*Irritabilidad
*Nerviosismo
*Ansiedad
*Agotamiento físico/falta de vitalidad
*Disminución de la fuerza muscular
*Estado de ánimo depresivo
*Sensación de que ha pasado el mejor momento de la vida
*Sensación de sentirse hundido, haber tocado fondo
*Disminución del crecimiento de la barba.

    A nivel cerebral, la testosterona promueve la aparición del deseo sexual.
  La hormona masculina incrementa la libido y es indispensable para el correcto funcionamiento del mecanismo de la erección. Por lo tanto, sin concentraciones normales de testosterona (entre 12 nmol/L y 35 nmol/L) el afectado, además de presentar una falta de libido o deseo sexual, podría tener dificultades en obtener una buena erección.


 Además, el hombre precisa de la testosterona para lograr un adecuado desarrollo muscular y óseo.

 

Viajes y salud.
Noticias
Con una analítica de sangre, podrán detectar en un cáncer de mama. El riesgo de metástasis, en 3 años antes. Identifica ADN circulante con la &...
Un hallazgo casual que puede cambiar la medicina contra el cáncer. Por casualidad, científicos británicos han identificado una proteína que ...
Hoy 8 de marzo del 2015 se celebra el Día Internacional de la Mujer.   El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar y...
Joven de 16 años inventa sensor para detectar cáncer en cincos minutos A los 15 años, Jack Andraka, un estudiante estadunidense de secundaria...
Curar el cáncer ha sido, es y seguirá siendo la gran batalla perdida del ser humano. O no. Unos científicos israelíes han anunciado que están a u...
Todo empezó hace unos 8 meses. El 14 de enero, mi marido y yo fuimos a nuestra primera consulta de Reproducción Asistida. Llevamos 4 años intentand...
© Mujer y Vida (2011)